banner

La innovación y la capacidad de ser disruptivo no es una enfermedad que se pase con la edad. En algunos perfiles ocurre todo lo contrario: cuanta más experiencia, mayor capacidad para adelantarse al futuro.