banner

Empiezas con un proyecto pequeño. A modo de prueba. Evaluar si los datos pueden ayudarte a mejorar un proceso o a conocer mejor a tu cliente. Nada del otro mundo. Esos proyectos en los que aunque no obtengas nada concluyente el viaje ha merecido la pena.

Se trata de una gran empresa con la que llevamos colaborando varios años. Apoyándoles en la creación de un área de Ciencia de Datos. En este proceso hemos visto cómo se ha ido imponiendo el conocimiento de sus clientes como el elemento fundamental sobre el que construir una estrategia propia; un enfoque que está resultando diferencial en su sector.

Hubo un tiempo en el que para entrar a Internet era necesario tener un módem que hacía ruidos muy raros antes de conectarse. Cuando las páginas tardaban en cargarse y no había redes sociales. Si sabes de que estoy hablando, seguro que tenías una cuenta de correo con Arrakis. Llegaron a tener una cuota de mercado del 15% en España. Una barbaridad. Algo que ahora sería imposible.