banner

La Inteligencia Artificial tiene el potencial para transformar todas las áreas de la compañía. Desde el área de clientes a financiero.

Tan heavy es su impacto en la empresa que puede, incluso, llevarte a cambiar tu modelo de negocio. Un cliente me decía: “quién me iba a decir que iba a convertirme en una empresa digital”

Si es así, ¿por qué está siendo tan lenta su adopción?, ¿por qué no son todas las empresas ya ‘data driven’?

Sin duda hay una gran dificultad. Una que condiciona y retrasa muchísimo la incorporación de los datos en los procesos organizativos. 

La resistencia al cambio. 

Porque “solo” con desarrollar el algoritmo no es suficiente.

En el mercado hay plataformas que lo hacen de una manera super sencilla. Se llaman “autoML” y tienen nombres como Datarobot, Data Iku, BigML y muchas más.

Tan fácil como tener un Set de datos y dar unos cuantos clics.

Si has trabajado anteriormente con Universidades o Centros Tecnológicos en el desarrollo de modelos, la velocidad y la facilidad con la que puedes desarrollar tus propios algoritmos es alucinante.

Pasas de meses de desarrollo a unas cuantas semanas. 

Pero lo realmente complejo es lo que hagas después con ese algoritmo. Cambiar la forma en la que trabajas para que el algoritmo genere impacto. Necesitas re-definir áreas completas de tu empresa.

La retención de clientes, la gestión de la calidad, la evaluación de los Recursos Humanos, la venta cruzada, la personalización de tus contenidos.

Interiorizar que ahora puedes adelantarte a lo que va a pasar, que tienes una capacidad enorme para influir, es complejo. 

Porque te va a requerir que cambies la forma en la que llevas haciéndolo los últimos 5, 10, 15 años.

Quién lidera este cambio internamente depende, en gran medida, del tipo de empresa y la cultura empresarial que haya en tu organización.

La máxima de que cuanto más arriba sea el “sponsor” más impacto tendrá, es cierta. Pero el CEO no puede encargarse de todo. Cuando todo es relevante, nada es realmente importante. 

Por eso en empresas con un cierto perfil tecnológico suele liderarlo el CIO. Conoce los sistemas, sabe dónde están los datos y sobre todo la calidad que tienen. Es el único capaz de poner a disposición del negocio de una manera ágil las aplicaciones para que puedan aplicar la tecnología y los datos a sus problemas de negocio.

Pero ahí está, precisamente, su problema. Desconoce cuáles son las palancas que hacen que tu empresa sea competitiva.

CIO y Responsable de Negocio, colideran el uso de la Inteligencia Artificial


Así que la alternativa es que participe un responsable de negocio. Si el CEO está descartado, tendremos que ir a un responsable de un área funcional. Director de Marketing, Recursos Humanos, Producción, Logística, etc. 

Para que funcione tiene que ser un perfil que conozca bien su área y que tenga una cierta “sensibilidad” por la tecnología y los datos. 

Y que además esté dispuesto a liderar el cambio. Con lo que esto supone en términos de dolores de cabeza.

La cuadratura del círculo.

En este dilema la única certeza es que no hay alternativa. Dato o muerte.

Así que tú decides si quieres hacerlo solo o con el apoyo de una empresa como DECIDATA.

Todo es más fácil cuando te acompaña alguien que ya lo ha hecho. En tu mismo sector. En empresas parecidas a la tuya.


Encantado de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA