banner

Vender proyectos de Inteligencia Artificial es complicado.

Tremendamente complicado.

Cómo algo que todo el mundo necesita, y que va a necesitar aún más en el futuro, puede ser complejo de vender. 

No me lo explico.  

Básicamente, hay dos formas de vender tecnología. 

De tecnólogo a tecnólogo. Es decir, basándote en las especificaciones técnicas de lo que vendes. Cuántas líneas de código. Cuántas horas-hombre. No importa quién sea el proveedor ya que el precio es la variable más importante. Buscas tecnología a kilo y eso es lo que recibes.

Y luego está la venta a negocio. Donde lo más relevante es el impacto que consigas. Da igual cómo lo hagas mientras puedas demostrar que ha sido gracias a la adopción de tu tecnología. Ya sea reduciendo costes, generando nuevos ingresos o simplificando los procesos. Tienes que ser capaz de demostrar que ha habido una mejora.

Aquí es donde está la madre del cordero. Porque lograr un impacto gracias a la Inteligencia Artificial requiere cambiar la forma en la que haces las cosas. No puedes trabajar igual cuando sabes lo que va a ocurrir antes de que ocurra.

No te sirve de nada saber qué va a pasar, si luego no eres capaz de aprovecharte de ese conocimiento. 

Pero claro, pensar qué debes hacer de manera diferente ahora que sabes lo que va a ocurrir siete, diez o treinta días antes de que ocurra requiere replantearte lo que llevas haciendo los últimos 10 años.

Y cambiar es complicado.

Tan complicado que, según todos los estudios, es la principal barrera a la hora de incorporar la IA en tu empresa. 

Y por eso es difícil vender Inteligencia Artificial. Porque muchas veces nos empeñamos en obligar a cambiar a alguien que no quiere hacerlo. A tu equipo, a tu jefe, a tu CEO.

Nosotros hemos cometido ese error muchas veces. Cuando empezamos con DECIDATA invertíamos mucho tiempo en empresas que tenían un potencial enorme para aplicar la IA pero que no estaban lo suficientemente maduras. Y nosotros insistíamos. E insistíamos. E insistíamos.

Pero ya no.

Ahora solo dedicamos tiempo a aquellas organizaciones en las que vemos que el equipo directivo tiene una verdadera voluntad de cambio. Por ellos y por nosotros. No hay mejor regalo que evitar hacerte perder el tiempo en una reunión innecesaria.

Así que si te apasionan las ventas, o si conoces a alguien que le apasionen, en DECIDATA estamos buscando un perfil comercial senior. Alguien que ya haya vendido soluciones tecnológicas complejas. Y que entienda la importancia de vender a negocio.

Si además vive en Madrid, ésta puede ser una gran oportunidad para su desarrollo.

No tienes más que responderme a este correo con su CV. Nos estarás haciendo un favor a los dos.

Encantado de tener una conversación.


Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA