banner

No digo nada nuevo si te digo que la Inteligencia Artificial en la empresa es una realidad. 

Pero una realidad, real. Valga la redundancia.

Porque cuando creamos la empresa en 2015 ya se hablaba del uso de los datos. Y en 2018 se seguía hablando de la importancia del machine learning. Y en 2020 se aseguraba que la Inteligencia Artificial iba a cambiar la forma en la que se trabajaba en la compañía.

Se hablaba mucho.

Y se hacía muy poco.

Sin embargo, en los últimos dos años esta realidad se ha invertido.

Ahora se habla menos. Y se hace más.

Y cuando realmente te pones con ello, te encuentras con barreras de las que no eras conscientes antes de meterte en el mundo de la Analítica Avanzada.

Temas como que los datos no están bien. Que no cuentas con la infraestructura tecnológica necesaria, o que necesitas incorporar nuevos perfiles profesionales para que esto funcione. 

Y sin embargo no van a ser estas las causas que impidan que desarrolles la práctica de IA en tu empresa.

Porque estos problemas, con empeño y algo de inversión son fácilmente solucionables.

Hay un tema más profundo que supone la principal barrera para convertirte en el ansiado “data driven”

La cultura.

Sí, la cultura. Cultura del dato.

En el estudio “AI adopción in the enterprise 2020”, el 22% de los encuestados afirmaba que sus Directivos no reconocen las necesidades de la IA y el 20% encontraba dificultad para identificar oportunidades en las que aplicar IA. 

La falta de datos (16%) o la infraestructura técnica (7%) aparecen como problemas menores.

Por tanto, si realmente quieres lanzar proyectos en torno a la IA. Si tienes un Plan Estratégico que recoge la necesidad de desarrollar esta práctica en tu empresa y en tu área. Y tienes, además, presupuesto para ello, atiende:

La cultura solo se puede trabajar desde la formación a los perfiles de negocio.

Olvídate de los proyectos piloto. El efecto demostración puede apoyarte en la adopción de la cultura, pero no va a conseguir el cambio por sí mismo.

Necesitas coger a los perfiles de negocio, los profesionales de tu equipo con el conocimiento de los procesos, y convencerles de que pueden hacer mejor su trabajo gracias a los datos. 

Y cuando digo convencerles no es enseñándoles cuatro casos de uso del sector para después preguntarles qué podríamos hacer parecido en la empresa. 

Hablo de dotarles del conocimiento y las herramientas necesarias para que vuelvan a su puesto de trabajo con una mirada nueva. 

Formación de la buena. Buena mierda que dicen en mi barrio. 

Y en DECIDATA tenemos la mejor. 

Si realmente quieres liderar el cambio solo tienes que contestarme a este correo y te daré más detalles. Nada más fácil que darle a responder.

Encantado de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA