banner

Muchos clientes nos preguntan si para poder empezar con la Analítica Avanzada y la Inteligencia Artificial, tienen que trabajar primero la calidad de sus datos.

Cómo vamos a sacar conclusiones de nuestros datos si no están bien. Hay que empezar por organizar la casa para después extraer el valor. 

El único problema es que la Calidad de los Datos es un proceso inacabable. 

Con la Calidad de los datos “hace falta correr todo cuanto uno pueda para permanecer en el mismo sitio. Y si se quiere llegar a otra parte hay que correr por lo menos dos veces más rápido…”

Más parecido a ‘Alicia en el País de las Maravillas’ que a un proceso con un inicio y un final.

Así que con este panorama tienes dos opciones. Invertir una tonelada de dinero y esfuerzo para tener los datos perfectos. Y cuando empieces con la Analítica, darte cuenta de que todavía falta trabajo.

O acompasar la mejora de la calidad de los datos con tus proyectos de Inteligencia Artificial.

No me malinterpretes. Sin datos no hay Inteligencia Artificial. Y sin datos de calidad no hay buena Inteligencia Artificial. 

Pero también puedo asegurarte que puede haber Impacto gracias a la Inteligencia Artificial en una organización que no tiene los datos perfectos.

Menudo contrasentido.

Pero es así.

En el 100% de los proyectos sobre los que trabajamos en DECIDATA, nos encontramos con problemas de calidad de los datos.

100%

Y en el 100% de los proyectos logramos un impacto que supera en varias veces la inversión en nuestros servicios. 

Para conseguir que tu organización adopte el uso de los datos como una práctica habitual, no hay mejor manera que mostrarles cómo les va a servir en su día a día. 

Como decía un cliente “aunque al principio haya que enchufarlo todo con mangueras, si demuestras el impacto es más fácil conseguir la financiación para instalar las tuberías”

Porque un proyecto de Inteligencia Artificial va a permitir a tu organización descubrir el valor que tenía la compañía en sus datos y que no estaba aprovechando. Darse cuenta de lo que los datos te pueden aportar a tu proceso de negocio es revelador. 

Si además eres capaz de medir el impacto económico que has logrado con el proyecto, tu Director Financiero no tiene excusas para asegurarte la financiación de los siguientes proyectos. Y de la infraestructura necesaria para conseguirlos. Y ahí es donde, ¡voilá!, tienes los recursos para trabajar la Calidad de Datos.

Intenta hacerlo al revés. Solicita la financiación sin saber muy bien para qué vas a utilizar tus datos.

El problema de manejar varios temas a la vez es el riesgo del colapso. Es como hacer malabares con los palillos y los platos girando. Como no seas capaz de hacerlo bien, no vas a conseguir ni Calidad en tus datos ni un proyecto de Inteligencia Artificial.

Por eso es tan importante que te rodees de “partners” que te ayuden en este proceso. Empresas que sean capaces de ponerse en tu lugar y de tomar decisiones como si fuera su propia empresa. Compartiendo el riesgo contigo.

En este mundo de los datos no somos tantas…

Encantado de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA