banner
Implantar la Analítica Avanzada en tu empresa es lo más parecido que hay a un viaje.    
Y como todo viaje, comienza en el momento en el que tomas la decisión de que vas a hacerlo. 

Semanas, meses, e incluso años antes de coger el avión. Cuando estás buscando información sobre los sitios que visitarás. Cuando quedas para preparar el viaje tomando una caña…

Porque nuestra mente tiene esa capacidad. Visualizar los sitios que visitarás sin haber estado allí. Anticipar las dificultades que pueden surgir en el camino. Imaginarte las sensaciones. Si has viajado alguna vez ya sabes a lo que me refiero.  

Hay gente a la que este proceso de planificación es la parte que más le gusta.   

Y hay otra gente que lo odia.   

Porque viajar supone salir de tu zona de confort. Prepararte para situaciones desconocidas. Conocer gente nueva y tener la cintura para desenvolverte en un entorno que no controlas. La incertidumbre es una sensación desagradable.  

Existen muchos tipos de viajes.   

Las escapadas cortas en las que visitas otra ciudad. Descubres un paraje determinado. Descansas. Cargas las pilas y vuelves a tu vida normal.  

Y luego están los viajes de verdad. Los que te transforman. Viajes de los que vuelves con una nueva perspectiva. La experiencia ha sido tan fuerte que te hace replantearte las cosas.  

Con los datos ocurre lo mismo. Puedes plantearte la adopción de la Analítica Avanzada en tu empresa como una salida de fin de semana o asumir que es un viaje sin retorno.   

Tienes que decidir qué te llevas y cómo te preparas. Y sobre todo, elegir bien a tus compañeros en esta aventura.   

Porque un buen guía te cambia el viaje. No es lo mismo visitar unas piedras viejas por tu cuenta que revivir la batalla que enfrentó a Blas de Lezo con el Almirante Vernon en Cartagena de Indias. Exactamente en el mismo sitio que ocurrió. Pasear por los pasillos de una fortaleza sitiada. 3.600 hombres frente a 27.000 soldados, 186 buques y 2.000 cañones.   

No es lo mismo.   

Porque un guía no solo tiene que ser capaz de llevarte de forma segura al sitio acordado. Tiene que ser capaz de acompañarte en el proceso. Adaptándose a tus necesidades. Anticipando las dificultades. Y ser capaz de resolver los problemas que surjan.  

Pero claro, cómo eliges a un buen guía si cuando llegas al aeropuerto hay 300 personas. Todos guías. Todos iguales.  

El primer criterio tiene que ser el idioma. Tu hablas business. Tu guía no puede hablar en algorítmico. Necesitas que entienda tus problemas. Tus necesidades. Solo así podrá llevarte donde realmente quieres ir. Y no a la tienda de su primo en el Bazar para que te venda un souvenir.  

Segundo, que tenga experiencia. Que conozca el itinerario y que lo haya hecho muchas veces. Porque solo así será capaz de anticiparte el escalón de piedra que está roto en Machu Pichu. De enseñarte desde atrás la cascada de El Sapo en el Salto del Ángel o de llevarte a un bar de una favela en Río de Janeiro desde el que se ve el mar. Sin perder la cartera en el intento.  

Y tercero. Que tenga un plan. Porque siempre es mejor tener un único guía para tu viaje. Que sepa manejar los tiempos. Que tenga la visión global de los sitios que hay que visitar, pero que se apoye en otros guías especialistas para destinos concretos.   

Bien.  

En DECIDATA somos los sherpas de alta montaña en Analítica Avanzada para tu organización. Te ayudamos con la planificación del viaje, con la adaptación a la altura de tu equipo y te ayudamos a cargar con los bultos. De forma global. Adaptándonos a tu ritmo y a tus necesidades. No se puede subir el Everest el primer día. Pero te aseguramos que llegarás a cumbres a las que no podrías haber llegado por ti mismo.  

Siempre puedes hacer el viaje por tu cuenta. Hay mucha información disponible en Internet. Cómo convertir tu empresa en una compañía basada en datos. Desde cero. Pero te llevará más tiempo. Y no te asegura el resultado. Quizá cuando estés en disposición de viajar al sitio que quieres visitar, ya no exista. Y entonces habrás perdido no solo tu dinero, sino también la oportunidad de haber hecho el viaje de tu vida…

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA