banner

Hace un par de semanas estuve en una charla sobre los Fondos ‘Generation Next’.

Estos son los famosos 140.000 millones de euros que recibirá España para la transformación de su economía. De estos, 72.000 millones de euros serán a fondo perdido y el resto en créditos blandos. 

Nada nuevo. Llevamos oyendo las cifras desde antes de Verano.

Piensa el volumen de inversión que supone. Ni Plan Marshall ni ostxxs. Una oportunidad brutal para modernizar nuestra economía. Menos sol y playa; más tecnología y digitalización.

Todo suena muy bien. Ése es el problema. Los meses pasan y seguimos con el mismo nivel de indefinición. Y como todo en la vida, el dinero viene con letra pequeña.

Tendrá que estar destinado a proyectos concretos. Con nombre y apellido. Euro que no esté asignado a proyecto, euro que vuelve a Europa. Tal y como llegó. 

La novedad en la charla fue cómo se van a canalizar los fondos. El instrumento será el PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica). Una nueva herramienta legal y Administrativa para gestionar de manera ágil grandes proyectos. Con vocación público-privada y transversal a todas las Administraciones. 

Toma ya.

El primero se publicó en julio de 2021 y se centra en el «coche eléctrico y conectado». Los primeros 24.000 millones para apoyar a la industria.

Las siguientes áreas de actuación todavía no se han definido. 

Pero vamos tarde. ‘Anfac’, la asociación de fabricantes de coches en España ya ha avisado de que es necesario acelerar el proceso de concesión de las ayudas. Otros países europeos van por delante.

La Inteligencia Artificial aparece como una tecnología transversal. Este primer PERTE tiene reservados 100 millones para la generación de un esquema de datos compartidos en la industria y otros 45 millones para el desarrollo de Inteligencia Artificial dentro del coche. 

Hasta que estos fondos sean una realidad, hay otros programas en marcha que también impulsan la adopción de IA en la empresa. 

50% del coste del proyecto de IA subvencionado. A fondo perdido. Con una adjudicación en menos de 2 semanas. Y el pago del 70% de la ayuda a la aprobación.

Qué más se puede decir.

Que en DECIDATA ya hemos ayudado a muchos clientes a aprovechar la oportunidad. 

Apoyándoles en la definición del proyecto. Ayudándoles en la presentación de la solicitud. Pero sobre todo, liderando la puesta en marcha de un proyecto sólido de IA en su empresa. Porque de eso se trata. Todo lo demás es instrumental.

Siempre es más fácil impulsar un proyecto estratégico cuando te cuesta la mitad. Le vas a alegrar el día a tu director financiero… 

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA