banner

En los próximos años se abre una gran ventana de oportunidad para la Inteligencia Artificial. 

Lo cual es una muy buena noticia para empresas como DECIDATA. 

No engaño a nadie si digo que es un momento que llevamos esperando muchos años. Desde el día que creamos la compañía, apostamos por la IA como un elemento central en la competitividad de nuestros clientes. Un planteamiento basado en tecnología, pero con un claro foco en negocio. 

No ha sido un proceso sencillo. Porque un algoritmo no es más que unas líneas de código. Un archivo de texto que con solo unas cuantas líneas puede cambiar los resultados de tu empresa.  

¿Y tanto rollo con la Inteligencia Artificial para unas cuantas líneas de texto? 

Sí. 

Tal cual. 

Salvo que tengamos en cuenta lo que es necesario poner en marcha para que esas líneas de código hagan su magia. 

En primer lugar, los datos. Datos de calidad. Que recojan la realidad que queremos modelar. Y que nos den nuevo conocimiento sobre nuestros procesos y nuestros clientes.  

Sin datos no hay modelo. Aunque es una condición necesaria pero no suficiente.  

Hay una condición anterior. Y ésta sí que es imprescindible. Si no la tienes, da igual el volumen de datos al que tengas acceso.  

Una necesidad de negocio. Un problema definido y acotado que pueda resolverse en base a esos datos.  

Suena muy sencillo y se dice muy rápido. 

Tan rápido, que parece que no tiene valor. Eso ya lo hacemos nosotros, nos dicen algunas empresas. Y si ya lo hacéis, ¿por qué no tenéis ningún modelo en marcha? 

Claro, porque no es tan fácil. 

Por eso es tan buen momento para DECIDATA. Porque no solo sabemos hacer buenos algoritmos. Tenemos un equipo formado por auténticos “cracks” en la Ciencia de Datos y “traductores” de negocio que entienden y aterrizan los problemas de clientes a “ceros y unos”.

No hay duda de que ahora es el momento.  

Con fondos europeos específicos para la IA. Con empresas y Administraciones necesitadas de acelerar sus procesos de digitalización. Y con una recuperación económica que demanda mejoras en productividad para seguir siendo competitivos. No hay alternativa. 

O incorporamos la IA a nuestro tejido productivo o nos pasarán por encima. Dato o muerte. Por eso es tan buen momento para DECIDATA. Porque podemos ayudarte en este proceso sin que mueras en el intento.  Es lo que tiene ser especialistas. Solo nos dedicamos a esto. Y si seguimos dando guerra desde el 2015 será porque algo hacemos bien. 

Así que si quieres incorporar la IA en tu empresa, pero no sabes cómo…
Somos para ti.  

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA