banner

Hace unos meses veía una viñeta sobre la ola que ha supuesto la COVID 19 y las olas que vienen detrás como la crisis económica y el cambio climático. Frente a una ciudad que no es consciente de lo que le viene encima.

Una detrás de otra y a cada cual más grande. 

Si la has visto, sabes de lo que te hablo.

Si analizo la evolución sobre la Inteligencia Artificial que hemos vivido en DECIDATA desde que creamos la empresa en 2015, ha ocurrido algo parecido. De los primeros años en los que solo se veía la ola del Big Data y la urgencia era dotarse de tecnología, hemos pasado a la ola del BI y la visualización de los datos; y estamos entrando con fuerza en la ola de la IA.

Durante estos años hemos trabajado con directivos que hacían de la Analítica Avanzada y la Inteligencia Artificial, casi una apuesta personal. Proyectos enmarcados dentro de la necesaria mejora operativa de un área concreta (marketing, operaciones, logística, producción, etc.) pero sin una visión global de Compañía. 

No existían perfiles especializados dentro de la empresa, ni directivos con acceso a los Comités de Dirección y una estrategia sobre IA. La IA estaba en las conversaciones, pero no encontraba su hueco en las agendas.

Si algo bueno ha traído la pandemia es que todo ha saltado por los aires.

La IA ha dejado de estar en las reuniones de café para estar en los presupuestos. Tanto desde las Administraciones Públicas con la publicación de Planes y Estrategias en torno a la IA, como en las empresas con la creación del puesto de “Head of Analytics”.

Y no es un enfoque tecnológico. IT ha dejado de ser el interlocutor válido.

Se habla business. 

Cómo la IA va a ayudar a la compañía a mejorar sus procesos, a conocer mejor a sus clientes o a generar nuevas vías de ingreso.

El clásico “show me the money”

Y aquí es donde nos hemos posicionado desde un principio en DECIDATA. Fiel a nuestro principio de ayudar al directivo a tomar mejores decisiones. Utilizar la tecnología para mejorar los resultados.

Todo lo demás es instrumental.

2021 nos ha convertido en otra empresa. La experiencia que hemos desarrollado en estos años nos hace mirar el futuro con ambición. Con la certeza de que es nuestro momento. Un momento para el que llevamos preparándonos toda la vida.

Cerramos el mejor trimestre de nuestra historia y estamos deseando volver de vacaciones para romper este récord.

Porque somos conscientes de la ola que viene y buscamos empresas que quieran subirse a nuestra tabla para surfearla. Con la tranquilidad de que sabemos hacerlo, porque ya lo hemos hecho.

Con la seguridad de que no hay otro camino. Dato o muerte.

Feliz Verano.   

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA