banner

Este año a mi sobrina Eva la Navidad le ha traído, además del Covid, un juego para hacer magia.

Y claro, llevamos unos días participando en toda clase de juegos de cartas, varitas mágicas que se doblan y monedas que desaparecen. 

Un show.

Ella está tan contenta que nos transmite su ilusión por la magia a todos los demás. Le pone tantas ganas que ya nos ha dicho que de mayor quiere dedicarse a ello.

Así que busqué en youtube unos vídeos de Tamariz y se los puse.

Mi sobrina no tenía ni idea de quién es. Me dice que le parece muy feo y que no entiende la canción y lo que hace con las manos después de cada truco.

Pero claro, mi sobrina tiene 8 años y no ha visto nunca la magia de verdad. Su idea de la magia se reduce a los cuatro trucos que trae la caja. 

Lo interesante vino ayer. 

Me llama y me dice que ha estado viendo vídeos de magia en la tablet de su padre. Los de Tamariz y los de un tal David Copperfield y que está alucinando con la magia. Que eso le gusta más y que a ver cuándo le llevo a un espectáculo de verdad.

Es curioso cómo cambia la percepción de una persona en función del conocimiento que tiene del tema. Hasta para apreciar a un tipo, no siempre suficientemente reconocido, como Tamariz. Porque es feo y hace cosas raras con un violín imaginario. Pero es un crack. 

Un referente internacional en el mundo de la magia.

Con la Inteligencia Artificial nos ocurre algo parecido. Estamos bombardeados de noticias sobre el potencial de esta tecnología. Estamos tan condicionados por consultoras y start-ups que nos cuentan ‘Pruebas de Concepto’ en Inteligencia Artificial y nos llegan a distraer sobre lo que realmente se puede hacer en la empresa gracias a los datos. 

Y claro, cuando contamos lo que hacemos en DECIDATA muchas veces nos encontramos la reacción de mi sobrina.

Al principio un cierto desconcierto. Todo el mundo entiende que la ciberseguridad te va a evitar un ataque informático, pero ¿que la Inteligencia Artificial me va a ayudar a ser más eficiente y más competitivo? …Eso no es tan fácil de entender.

Pero si ya has trabajado antes con algún proveedor en Inteligencia Artificial o si estás desarrollando tu propia práctica de IA, entonces sí. Ahí es donde brillamos.

Porque tenemos un equipo extraordinario. Con la experiencia de haberse peleado en proyectos complejos. A todo mago le ha tocado actuar en teatros difíciles. Pero son esos proyectos los que te permiten mejorar y poder ir luego a actuar a Las Vegas. 

Terminamos el 2021 como un gran año, pandemia mediante. Nuevas referencias y nuevos proyectos para seguir construyendo una sólida trayectoria en el mundo de la Inteligencia Artificial en España. A veces no contamos suficiente lo que hacemos. Y eso es solo culpa nuestra.

Por eso para 2022 nos hemos puesto el firme propósito de salir a contar más los proyectos que hacemos. Desde algoritmos para predecir el comportamiento de tus clientes, a modelos capaces de mejorar tus procesos de producción. 

Si este tema te interesa, no tienes más que responder a este correo. Te contaremos los proyectos que hemos hecho de boca de los que han participado en ellos. 

Sin trucos.  

No todas las empresas pueden decir lo mismo. 

Encantado de tener una conversación.

Felices Fiestas,

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA