banner

Mis padres venden su piso. Y me han pedido que les ayude.

Aprovechando que este mes baja la carga de trabajo, he planteado al equipo hacer un pequeño ejercicio de análisis sobre el mundo inmobiliario.

Por qué no aprovechar los datos disponibles en internet para hacer una tasación del piso. Una tasación bien hecha. Basándose en datos objetivos y con fundamento matemático.

Hemos analizado variables como la zona, número de habitaciones, estado de la vivienda, metros cuadrados, etc. Lo típico para hacerse una idea de cómo es el piso. Y hemos aplicado un algoritmo para predecir el precio comparándolo con otros pisos similares a la venta.

Una vez hecha la estimación, me he acercado a una inmobiliaria de la zona. Les he presentando el precio y… me han dicho que ellos ya tienen sus propios métodos de tasación. ¡Ni la han mirado!

No he insistido. Es su negocio. Ellos sabrán cómo lo gestionan.

Pero me he quedado pensando. De qué sirve tener un buen modelo predictivo si luego el equipo que debe usarlo no cambia su forma de trabajar.

Esto es algo que nos ocurre muy a menudo: Resistencia al cambio.

He puesto el piso a la venta en un portal de internet. Con mi estimación.

Si eres de los que sigue creyendo solo en su intuición, los datos no van a descubrirte nada.

Pero si crees que la analitica avanzada y la IA son palancas para hacer mejor tu trabajo, entonces sí.

En DeciData somos expertos en desarrollar este tipo de proyectos. Los de analitica. La venta de pisos se la dejamos a los profesionales 😉

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA