banner
Existen muchos cursos de formación en Ciencia de Datos. Muchos, muchos.   

Oficiales. No oficiales. On line. Presenciales. Híbridos.    

De un día. De una semana. De un año. De 4 años.   

Normalmente vienen en dos formatos.   

O bien de un alto nivel técnico para científicos de datos. Ya sabes. Programación en lenguajes como R o Python, arquitecturas en nube, modelos de machine learning, deep learning, etc. O bien para Directivos. Definir la pregunta. El problema de negocio al que dar una respuesta utilizando Ciencia de Datos y cómo hacer que el proyecto sea un éxito.  

Hasta aquí todo bien.   

Lo que no está tan claro es qué hacer después de la formación. Bueno en el caso del Científico de Datos sí. Analizar si en su puesto de trabajo se demandan esas competencias y decidir si quiere desarrollarlas en su empresa actual o buscar una oportunidad en otro sitio. Oferta y demanda laboral.  

Si eres el CEO o un Directivo responsable de un área de negocio la cosa se complica. Vuelves a tu empresa con la energía y el objetivo claro de utilizar la Ciencia de Datos en tu área de responsabilidad. Más datos, menos intuición.  

Pero cuando se lo explicas a tu equipo hay algo que no acaba de funcionar. Lo que propones supone cambiar la forma en la que se ha trabajado en los últimos 10 años. Utilizando herramientas y tecnología que nadie en el equipo conoce. Ellos hablan griego, tú en latin.  

Entonces. Cómo se consigue transformar esa resistencia en una palanca para el cambio.    

Educando.   

No hay magia. No existe la Ciencia de Datos con 1.000 palabras, ni la Ciencia de Datos sin esfuerzo.  

¿Eso supone enviar a toda el equipo de vuelta a la Universidad? Claro que no. Primero porque con la que está cayendo, la empresa no se puede permitir parar la actividad para formar a todo el equipo. Y segundo porque no hay presupuesto que lo aguante.   

Pero hay un camino intermedio. Un enfoque eminentemente práctico orientado a la aplicación de forma directa de los conocimientos en el día a día. Basado en clases teórico-prácticas con acceso a casos de uso y experiencias reales en empresas y sectores parecidos al tuyo.   

Bien.  

En DeciData hemos desarrollado nuestro propio enfoque. Se llama Aula de Datos. Adaptado a los diferentes perfiles de una empresa: Alta Dirección, Dirección Funcional y Técnico. En formato híbrido. Y adaptado a cada empresa.  

Diseñamos el Aula de Datos pensando en la aplicación práctica de los conceptos. En la formación que nos gustaría recibir si estuviéramos en los zapatos de nuestros clientes. Menos teoría y más puesta en práctica. Acabar la formación con una idea clara de qué proyecto desarrollar y con un plan detallado para ponerlo en marcha.  

Si cuando te hablan de Inteligencia Artificial solo piensas en Google, Facebook y Siri, esto no es para ti. Pero si crees que el futuro de tu empresa pasa por el mayor y mejor uso de los datos, esto te puede interesar.

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA