banner
Sólo hay dos alternativas por las que te puedes hacer esta pregunta. Dos. Ni una más, ni una menos. 

O bien la Ciencia de Datos es un elemento importante en tu empresa y alguien de fuera quiere que se lo expliques. O bien, te acabas de dar cuenta de que tienes un científico de datos en tu equipo…

En el primer caso todo bien. Significa no solo que ya has avanzado por el camino de la Analítica Avanzada, sino que cuentas con talento específico en tu equipo. Enhorabuena. Ahora viene lo complicado. Cómo lo evalúo, cómo se integra en los equipos de negocio, cómo pongo en producción los modelos, cómo mido su resultado, etc.  

Paso a paso.

Lo tienes o no lo tienes. Y si no lo tienes te va a ser complicado cerrar la brecha. Más difícil cuanto más tardes en poner los medios.

Pero si estás en el segundo caso tienes un problema. Un problema gordo.  

Llegas a la oficina y te presentan al nuevo científico de datos de tu equipo. Una persona que vuelve de una formación específica o un nuevo fichaje.   

No lleva bata blanca, no es un marciano. Puede incluso que lleves varios años trabajando con él.   

El resultado es el mismo. Algo ha cambiado. Tiene un esquema mental diferente.   

El dato como dios supremo. Todo lo demás es irrelevante. Ya te darás cuenta.  

No le hables de que tu sector es especial. De que todo es mucho más complicado. O de que las nubes huelen a azahar. Si no le planteas un problema concreto y le provees de los datos para resolverlo, sencillamente te mirará como las vacas al tren.  

Pero si eres capaz de aterrizar los problemas de negocio a un lenguaje de datos has dado el primer paso. El camino es largo. Hay que empezar por asegurar la calidad de la información. Homogeneizar bases de datos, establecer claves únicas para productos y clientes, etc. No puedes saltarte este paso. Malos datos, malos análisis.  

Una vez que cuentas con una calidad de datos aceptable el abanico de posibilidades es enorme. Esta es tu labor. Definir las prioridades, asegurar los medios y medir el resultado. El científico de datos es una herramienta avanzada para testar hipótesis. Un instrumento de precisión para conocer mejor tus procesos y tus clientes. Llegar a conocerlos tan bien que puedes anticiparte. Pasar del “business intelligence” a la predicción.   

Y cuando eres capaz de adelantarte a un fallo en la línea de producción, a un fallo en la calidad de tus productos, a que tu cliente abandone la compañía, a que te generen un fraude… entonces entras en un nuevo juego. Un juego al que muchos de tus competidores todavía no han llegado. Pero que tu cliente reconoce y valora. La diferencia entre sobresalir o caer en la irrelevancia.  

Bien.  

Una buena noticia. Estés en la fase en la que estés, desde DECIDATA podemos ayudarte.   

Si ya eres un convencido del tema, podemos acelerar y escalar tus proyectos de datos. Sumarnos a tu equipo como “fuerzas especiales”. Reducir la curva a aprendizaje, aumentar el músculo del área de Ciencia de Datos y plantear nuevos enfoques a partir de nuestra experiencia en diferentes sectores y empresas.  

Y si te acabas de dar cuenta de que necesitas un científico de datos. No te preocupes. Te apoyamos en todo el proceso. Desde la mejora de la calidad de tus datos hasta la selección e incorporación de los perfiles en ciencia de datos que necesitas. Un acompañamiento global para maximizar el impacto en negocio.   

No existen varitas mágicas. Metodología y experiencia.

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA