banner
Sí, los datos quieren que los gobiernen.    

Como en la canción de María Cristina. Independientemente de lo que diga la gente.  

Porque la mala gobernanza genera mala calidad de datos. Y contar con malos datos tiene un impacto directo en tu empresa. En euros.  

En 2018, Gartner cifraba en su estudio «How to Create a Business Case for Data Quality Improvement», en 15 millones de dólares al año las pérdidas medias en grandes compañías derivadas de los malos datos.  

¿Es correcta esta cifra? Ni idea. ¿Importa? En absoluto. Da igual.    La única cifra que debería importarte es cuánto te está penalizando el no contar con una calidad suficiente en tus datos.  

Porque lo que sí está comprobado es que la calidad de tus datos impacta en tu negocio. Poco. Mucho. Eso depende de otros factores. Pero impacta.  

Y, ¿cómo puedes mejorar la calidad de tus datos? Muy sencillo. Como haces con cualquier otro activo en tu empresa.   

Invirtiendo.  

Porque los datos son un activo. Ni el petróleo del siglo XXI, ni el oro de la nueva economía.   

Simplemente una palanca más conseguir tus objetivos empresariales. Y cuanto antes empieces a tratarlos como tal, antes empezarás a ver el retorno.  

Pero claro, muchas veces ese es el problema. Cómo empiezo.  

En dos pasos. Solo dos.  

Uno.
Definiendo nuevos procesos de gestión de datos. Es decir, establecer responsabilices, tareas e indicadores que te permitan hacer un seguimiento de la calidad de los datos en tu compañía.  

Y dos.
Dotándote de las herramientas necesarias para gestionar estos procesos.  

¿Es necesaria la herramienta? Pues no siempre. Pero dependiendo de la complejidad de tus activos (productos, clientes, instalaciones) acabarás necesitándola. En el mercado existen soluciones especializadas en la gestión de datos.  

Y no, el ERP no vale para todo.   

Si el tema de la calidad de los datos te sigue sonando a chino, párate a analizar cuántos de los problemas que te plantea tu equipo a diario se podrían resolver con buenos datos. Cuántos podrían desaparecer. Y liberarte tiempo para atender mejor tu negocio.  

Bien.  

En DECIDATA te ayudamos con tus datos. Desde la calidad y la gobernanza hasta la puesta en producción de modelos de IA. Adaptándonos a tus necesidades, apoyándote de manera global.  

Con visión de largo plazo y proyectos a corto.  

En una economía digital los datos son la base. Malos datos generan malos análisis. Y tomar decisiones basadas en malos análisis ya sabes a dónde te lleva.

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA