banner

Todo proyecto aspira a tener un ROI (Return On Investment) positivo. 

Es decir, conseguir generar más dinero de lo que te ha costado.

Ahorrando costes, generando más ingresos o una combinación de ambas.

Es la prueba de fuego por la que todo financiero te hará pasar para aprobarte el presupuesto. 

Y justo ésta es la principal razón por la que la adopción de la Inteligencia Artificial va más lenta de lo que nos cuentan en las noticias. 

Encontrar los problemas de negocio que pueden ser resueltos gracias al uso de los datos y la Inteligencia Artificial no es fácil. Hacerse las preguntas adecuadas requiere de un cierto conocimiento de lo que se puede y no se puede hacer con Inteligencia Artificial. 

Pasar del “se podría hacer” al “voy a hacer” 

Y una vez que lo has hecho, demostrar que ha merecido la pena.

Pero antes de empezar tienes que tener en cuenta que hay muchos factores que juegan en tu contra.

Si esperas resolver tus problemas con una solución “plug & play” mejor no sigas leyendo. Porque por mucho que te cuente lo que nos encontramos en todos los proyectos, todos, no me vas a creer. 

Pensarás que simplemente no tengo ni idea de lo que hago.

Bien.

Los datos en tu empresa nunca están bien. Siempre va a haber codificaciones erróneas. Datos vacíos. Duplicidades. 

La actividad de la empresa va tan rápido, y es tan compleja, que incluso dedicando recursos a Calidad y Gobernanza de datos se generan fallos. Imagínate si no tienes a nadie en la empresa dedicado a este área.

Además, el uso de la IA requiere cambiar la forma en la que haces las cosas. Requiere que tu equipo esté dispuesto a hacer cosas nuevas. Adoptar el uso de los datos les va a permitir hacer mejor su trabajo. Pero lo van a tener que hacer de forma diferente.

Si  tu organización no está acostumbrada a los cambios, debes trabajar este punto desde el mismo inicio del proyecto. 

Y, por último, tienes que ser capaz de generar un modelo para la cuantificación del ROI que sea creíble.

La Excel lo aguanta todo, pero luego hay que ir al día a día y ver que realmente el cambio tiene un impacto. 

Si es el primer proyecto de Inteligencia Artificial que realizas es todavía más importante. Como arraigue la idea de que el uso de los datos no sirve. Que ya lo habéis intentado y salió mal. Estás acabado. 

Ideas como “nuestro sector es muy particular”, “no estamos lo suficientemente maduros para hacer IA”, “no tenemos datos con la calidad suficiente”… se convertirán en dogmas imposibles de cambiar. 

Por eso es tan importante un enfoque global del proyecto. Desde la definición del problema hasta la evaluación del impacto. El error está en tener solo un enfoque tecnológico. Porque la IA va de negocio. Menudo contrasentido.

Si ya lo tienes claro, incluso si ya lo has hecho, triunfarás.

Y si lo ves demasiado complicado solo tienes que responder a este correo. En DECIDATA pondremos toda nuestra experiencia a tu servicio para conseguir el máximo retorno a tu inversión. 

Dato o muerte.

PD- Y por tiempo limitado, tu proyecto al 50%.
Si te interesa, pídeme información respondiendo a este correo.

Encantado de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA