banner

Hace unos años salté en paracaídas. 

Nunca he sido de hacer grandes locuras. No soy un loco del puenting, ni un gran amante del riesgo.

De hecho, cada vez que veo el vídeo en Youtube me sudan las manos.

Sentir de nuevo la sensación de vértigo mientras la avioneta va cogiendo altura. La sensación de vacío al asomarte por la puertecilla. Y la adrenalina al saltar del avión. 

No hay nada que se le parezca. Ni puenting, ni goming, ni montaña rusa. Es una sensación brutal e indescriptible.

Lógicamente no salté solo. No estoy loco, ni soy un kamikaze.

Me tiré atado a un instructor. Él se encargó de controlar la altura, abrir el paracaídas cuando tocaba y planear para hacer el aterrizaje. 

Yo me centré en lo importante. Disfrutar.

Disfrutar de algo que llevaba mucho tiempo queriendo hacer, pero para lo que nunca encontraba tiempo. 

Siempre tenía una excusa para dilatarlo. Nunca era el momento adecuado. Otras prioridades, otros proyectos.

Si has tenido alguna vez el impulso de hacerlo y no lo has hecho sabes de qué te hablo. 

Si nunca te lo has planteado, no voy a intentar convencerte de que lo hagas.

Además de un error, es una pérdida de tiempo. 

Por mucho que intente explicarte la sensación de superación. De vencer al miedo. De disfrutar de la sensación de salir de tu zona de confort y hacer algo que creías imposible. 

Si no estás convencido, simplemente no lo vas a hacer. 

Es curioso el paralelismo que hay con la venta de un proyecto de Inteligencia Artificial. 

Intentar describir los beneficios que te aporta el uso de los datos en tu empresa puede ser algo obvio para el que ya lo ha hecho. Incluso, puede que no comprendas el objetivo de este correo ni llegar a entender cómo no hay más gente haciendo proyectos basados en datos. 

Pero si no lo ves. Si el miedo al cambio te paraliza. Nunca lo vas a hacer. 

Por mucha charla de IA en el evento de moda. Por mucha formación en IA&Analytics. Por muy convencida que esté tu parte racional de que es necesario hacerlo para ser competitivo. Aunque sepas que tus competidores ya lo están haciendo. Y que si, además, lo haces con DECIDATA tienes una ayuda que te paga el 50% del proyecto. 

Simplemente no lo harás. 

Este correo es para los que SÍ quieren hacer un proyecto en IA pero les falta el instructor. Un experto que te cuente el riesgo y lo que puede salir mal. Pero que te asegure que sabe de lo que habla porque ya se ha tirado antes en paracaídas.

Que te explique el proceso y se tire contigo. Hasta que puedas hacerlo solo.

Y entonces te preguntarás porque no lo habías hecho antes.

Somos así.

Encantado de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA