banner
La semana pasada leía una entrevista a Germán Torrado, fundador de Arrakis.

Igual no te suena. Si eres millenial seguro que no. Pero si fuiste de los pioneros de Internet, entonces sí…

Hubo un tiempo en el que para entrar a Internet era necesario tener un módem que hacía ruidos muy raros antes de conectarse. Cuando las páginas tardaban en cargarse y no había redes sociales. Si sabes de que estoy hablando, seguro que tenías una cuenta de correo con Arrakis. Llegaron a tener una cuota de mercado del 15% en España. Una barbaridad. Algo que ahora sería imposible.   

Bueno, pues en su entrevista German dice: «Si crees que para tu negocio no necesitas datos, es que tienes dos problemas: que no tienes los datos y que no te has enterado todavía de que los necesitas”. 

Germán ya no se dedica al hosting en Internet sino al mundo de la venta online en China. Un mercado cambiante y ultra-competitivo. Sabe de lo que habla.  

Aunque no tener datos no es el gran problema. Toda compañía cuenta con algunos de sus procesos digitalizados. Áreas que generan datos, más o menos estructurados, que pueden ser utilizados para mejorar su actividad.  

Lo realmente preocupante es el no haberte dado cuenta de que los necesitas. Esto sí que es grave.   

Primero porque esto no es un proceso que se haga en dos días, requiere una apuesta decidida y constante que implica a toda la organización; desde IT/Sistemas a las áreas de negocio que son las que generan el retorno.   

Además, requiere cambios. Cambios en los procesos y en los perfiles del equipo. Más analítica, menos intuición.  

Y por último, porque el tiempo corre en tu contra: Los datos pueden convertirse en grandes barreras de entrada. Ya ha ocurrido en el mundo de Internet y lo estamos empezando a ver en otros sectores. Subirse al tren va a ser imposible para muchas empresas. La brecha se habrá hecho demasiado grande…    

En DeciData ayudamos a otras empresas en sus proyectos de datos. Desde asegurarse en contar con información de calidad, a la incorporación de los perfiles necesarios para realizar este cambio. Siempre es bueno que alguien te ayude en áreas técnicas que no dominas. Acelera el proceso y a la larga ahorra tiempo y esfuerzo.  

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA