banner

«Estáis provocando una pequeña revolución»… 
Me lo dijo un cliente la semana pasada. 

Y no se quedó ahí. Continuó:
“Es disruptivo ver cómo cada vez trabajamos más en base a datos y menos en base a intuición…”

Se trata de una gran empresa con la que llevamos colaborando varios años. Apoyándoles en la creación de un área de Ciencia de Datos. En este proceso hemos visto cómo se ha ido imponiendo el conocimiento de sus clientes como el elemento fundamental sobre el que construir una estrategia propia; un enfoque que está resultando diferencial en su sector.  

Porque la revolución sólo tiene sentido si la organización que sale después, es capaz de ser más competitiva. Estar mejor preparada para un mundo cambiante. Adaptarse a una nueva realidad y a un nuevo cliente más rápido que tu competencia.  

Pero si no sabes cómo es tu cliente y qué necesita, (antes incluso de lo que necesite) estarás dando palos de ciego. ¡Desastre a la vista!  

No todas las revoluciones salen bien. El cambio tiene riesgos…  

Un error muy típico en la Ciencia de Datos es el de la ‘ilusión de la tecnología’. Invertir en tecnología y esperar que la Inteligencia Artificial nos solucione los problemas por arte de magia.   

Un enfoque muy seductor porque la tecnología se ve. Se toca.   

Al final del proyecto hay un nuevo servidor en la oficina. Incluso si se genera una infraestructura en ‘cloud’ hay una sensación de que se ha generado algo.   

«Un Ferrari en el garaje». 
Esto también nos lo dijo un cliente para justificar la inversión que habían hecho en un nuevo cloud.  

Esto no quiere decir que la tecnología no sea necesaria. No somos unos ilusos. Pero la tecnología debe de ser el medio. Nunca el fin.  

El problema no es tecnológico: No hay que construir ferraris.

Hay que enseñar a la organización a conducir en el mundo de los datos. Desde el directivo al técnico.    

Y claro, eso es más difícil. Requiere tiempo, voluntad e inversión. Una apuesta de largo plazo.  

Más datos. Menos opinión.  

Bien.

En DeciData somos agentes del cambio. En Ciencia de Datos, que es de lo que sabemos.  

Nos apoyamos en la tecnología. Pero siempre al servicio del negocio: “Business first” que dicen los americanos.  

Y lo hacemos a través de proyectos de Analítica Avanzada (desde la calidad del dato a la aplicación al negocio) y con formación.

Encantados de tener una conversación.

Iñaki Pertusa
Socio en DECIDATA